Un trampolín para impulsar melodías?

Mi querido maestro formador de maestros Frank Tiberi en una oportunidad refiriéndose a un recurso armónico me dijo «pensá esto como un trampolín hacia las frases que improvises» Siempre quedó resonando en mi este concepto que consiste en utilizar un motivo que puede estar basado en un recurso armónico (como la extensión de un acorde o una substitución) o un recurso melódico (como las aproximaciones cromáticas) y que puede hacer de disparador de un comienzo de frase que destraba de algún modo el proceso creativo por medio de la puesta en marcha de una idea que veremos más tarde a donde nos lleva. Un facilitador de comienzos no es poca cosa cuando improvisamos verdad? Más aún teniendo en cuenta que este facilitador ya puede estar cargado de pertenencia estilística lo que nos «pone en onda o nos alinea desde el mismísimo comienzo con el «sound» que queremos conseguir.

En gran medida el curso «Aprendiendo a volar de la mano de Charlie Bird Parker» apunta a que comprendamos algunas mecánicas de armado de frases ( en pequeñas dosis) usadas por Bird y las usemos como trampolines, arrancadores de frases ya sonando a Be-bop desde el comienzo de nuestras ideas

En mi curso

Aprendiendo a volar de la mano de Charlie Bird Parker

profundizamos este tema con ejercicios específicos

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s